Como entre 1544 y 1603 una simple brújula cambio al mundo

Nov 17, 2018 | 0 Comentarios

William Gilbert (15544 – 1603)

Médico inglés, descubrió la ciencia del magnetismo y le acuñó la palabra “electricidad”. Sus hallazgos sobre las propiedades magnéticas de la Tierra explicaron por primera vez cómo funcionaba realmente una brújula, inventada cientos de años antes.

Se obtienen razones más poderosas de experimentos seguros y argumentos demostrados, que de conjeturas probables y opiniones de especuladores filosóficos.

Disciplina
Geología

Siglo VI A.C. Tales de Mileto descubre la piedra imán. o magnetita.

Siglo I D.C. Los adivinos chinos crean brújulas con cucharones de hierro que apuntan al sur.

1269 El erudito francés Pierre de Maricourt formula las leyes básicas de la atracción, la repulsión y los polos magnéticos.

1824 El matemático francés Síméon Poisson modela las fuerzas de un campo magnético.

Década de 1940 Walter Maurice Elsasser atribuye el campo magnético de la Tierra al hierro fundido que gira en el núcleo externo.

1958 La misión espacial Explorer 1 demuestra que el campo magnético terrestre se extiende hacia el espacio.

Los navegantes ya usaban brújulas magnéticas para mantener el rumbo a través de los océanos a finales de la década de 1500. No obstante, nadie sabia cómo funcionaban. Algunos creían que la estrella polar atraía a la aguja de la brújula; Otros sostenían que la atracción procedía de las montañas magnéticas del Ártico.

Fue el físico inglés William Gilbert quien descubrió que la Tierra es magnética.

El descubrimiento no fue fruto de un momento de inspiración, sino de diecisiete años de experimentación meticulosa. Tras aprender cuanto pudieron enseñarle navegantes y fabricantes de brújulas, construyó un globo terráqueo, o terrella, de magnetíta para comprobar qué sucedía cuando acercaba a él unas agujas de brújula. Las agujas reaccionaron alrededor de la terrella del mismo modo que las brújulas: mostraron las mismas pautas de declinación (se desviaban ligeramente del polo norte geográfico, que es diferente del norte magnético) y de inclinación (se desviaban del plano horizontal hacia el globo).

Gilbert concluyó, acertadamente, que todo el planeta es un imán y tiene un núcleo de hierro. Sus ideas, que publicó en la obra De magnate en 1600, causaron sensación. Johannes Kepler y Galileo, en especial se inspiraron en la idea de que la Tierra no está fijada a esferas celestes en rotación, como la mayoría seguía pensando, sino que gira impulsada por la fuerza invisible de su propio magnetismo.

TE PUEDO AYUDAR A DESARROLLAR TU TIENDA EN LÍNEA O WEB Y REDACTARLA  CON TEXTOS COMERCIALES

 Tu necesitas una propuesta de valor sólida que fortalezca la credibilidad de tu negocio